Proyecto: Vivir en el Campo

El olor del campo

| 6 Comentarios

………. ::: ……….

Hace ya tiempo vimos el sonido del campo. En esta ocasión, siguiendo con los sentidos del campo os traigo el olor.

Todos los días voy a trabajar con mi moto. Me gustaría ir en bici pero entre la distancia y el desnivel de momento no me es posible. El caso es que en una parte de mi recorrido tengo que salir a la autovía. Desde hace cosa de un mes, llegando a determinado panel informativo, me viene una oleada de flores que consigue, incluso, difuminar el humo de los coches. A partir de ahí empieza un tramo junto a la vía de estas plantas con flores amarillas tan típicas en el Sur. Me invade la melancolía y, no sé por qué, me viene a la cabeza la sensación de quietud y aislamiento de las altas cumbres, el viento frío y el silencio que en aquellos lugares hay. En esto estoy cuando repentinamente me atiza el nauseabundo olor de una vaqueriza que me trae de vuelta a la realidad inmediatamente.

Esto se repite días tras día desde que llegó la primavera. Cuando hace calor se notan mucho más, ambos olores. Al llegar a la vaqueriza recuerdo también cosas del campo. Me da por comparar este olor, concentrado, dañino, con el de los gallineros de los pueblos. Lo cierto es que en principio no es un olor muy agradable, pero con el paso de los años he aprendido inconscientemente a valorarlo cuando voy a un pueblo, quizás por la añoranza.

El olor del campo dice mucho más de lo que pudiéramos pensar. El olor de los pinares, bosques artificiales y para nada autóctonos, es fantástico en los días de lluvia. El olor de un valle cuando te vas acercando al río, huele a humedad, a madera mojada y hierba.

El campo intenta atraparnos con sus olores, atraernos hacia sí para siempre. Incluso en las ciudades puedes encontrar sus indicios, como hemos visto. Lo feo siempre nos hace reconocer a lo bonito. Un abrazo a todos.

…………………………..
Quizás también te interese:


6 Comentarios

  1. Buenos días, por cierto una pregunta vives por la zona de malaga?

    saludos

  2. Hola Santi, podría ser… o podría ser que no jejeje hay alguna que otra pista en el blog. ¿Por qué lo dices? Un abrazo

  3. porque pronto iré a vivir al sur.
    Y necesito ideas de lugares para vivir, podemos hablar por mail privado si eres del sur

  4. Venga, pues escríbeme y hablamos 😉

  5. Hola. Supongo que las florecillas de plástico que trae pegadas el cactus no huelen mucho, ¿no? xD

    Bueno, sin querer meterme en la conversación…he estado barajando sitios para vivir al sur, y sin duda me quedo con una aldea perteneciente a Cómpeta, que se llama El Acebuchal. Investigad un poco y sabréis por qué 😉
    Saludos!

  6. Aaaaamigo… Te vas a repoblar un pueblo abandonado o semiabandonado? jejeje pues me parece muy bien, seguro que se está muy agustico (por cierto, claro que huelen bien las flores :P)

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.