Proyecto: Vivir en el Campo

La ensalada de bosque

| 2 Comentarios

………. ::: ……….

Hoy os despacho con un tema saludable para los excesos del puente de la cruz/trabajo. Todos conocemos las ricas ensaladas de lechuga, tomate y cebolla. Su poquito de sal, aceite y vinagre y ,ummmm, ¡al buche! Pues bien, como veréis a continuación, no todo se reduce a eso.

Las ensaladas son, sin lugar a dudas, la mejor manera de tomar las verduras. Al ser (en su mayoría, por lo general y tradicionalmente) en crudo, todas las vitaminas y propiedades nutritivas nos llegan en óptimas condiciones, no se corrompe la estructura de los vegetales y a nuestro cuerpo le sientan de maravilla.

La lechuga, la escarola, los canónigos, las espinacas… son las verduras más utilizadas para este menester en la actualidad, pero muchos de vosotros os sorprenderéis si os digo que las ortigas son una verdura silvestre de muy buen sabor. El campo nos ofrece cantidad de verduras comestibles, pero el desarrollo de los cultivos y la estandarización de la alimentación no nos las ofrece.

Tradicionalmente, los rústicos sabían perfectamente qué plantas eran comestibles, de modo que cuando salían al campo volvían con cantidad de espárragos, acederas, collejas, celidonias, berros, pies de león, verdolagas, cardos, hinojos, perifollos, chirivías, salvias, malvas, achicorias, cerrajas, helechos,… por poneros algunos ejemplos más conocidos.

Esto nos abre todo un mundo de posibilidades, sabores desconocidos y que pueden llegar a ser muy apreciados. El perifollo, por ejemplo, tiene cierto sabor a anís que aporta a nuestros platos y toque distinto. La chirivía tiene cierto parecido en el sabor con las zanahorias. Así podríamos seguir eternamente… tan solo hay que conocer cómo se comen, qué parte de la planta y de qué forma.

Pero claro, tampoco es cuestión de que os dediquéis a mordisquear cada hoja, tallo o raíz que veáis en el campo para ver si es comestible. Os dejo la referencia de un libro que a mi me resulta muy útil para todo este tipo de cosas.

Título: Plantas medicinales, bayas, verduras silvestres
Autor: Grau / Jung / Münker
Editorial: Blume
Año de edición: 2006

También os dejo el Vademécum de prescripción. Plantas medicinales que he encontrado. Es un pequeño programa en el que puedes buscar las plantas y te dan sus propiedades, aparte de otras muchas cosas. Seguro que os gusta. Un abrazo.

……………………
Puede que también os interese:


2 Comentarios

  1. La verdad cada vez que paso por este blog no solo me abres la mente sino el apetito también
    Adriana

  2. Jajaja gracias Adriana, es por temporadas, pero por lo general a mi me suele gustar comer y la gastronomía… por contra, cuando yo paso por tu blog (que aunque no tengo tiempo de postearte mucho, leo todos tus artículos desde el reader) me transmites una enorme sensación de serenidad y paz, ojalá supiera de yoga la mitad que tú para poder ponerla en práctica. Me alegro de verte por aquí, un abrazo.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.