Proyecto: Vivir en el Campo

Nuestras necesidades y el campo

| 7 Comentarios

………. ::: ……….

A raíz de mi artículo de días pasados sobre los préstamos y las hipotecas, vamos, el endeudamiento, se han suscitado comentarios muy interesantes que me dan pie a escribir mi artículo de hoy.

Ayer recibí un correo de Joaquín, un amigo del blog que me comenta lo que algunos de vosotros, les gustaría cambiar de vida e irse a vivir al campo. Sin embargo, le asalta el eterno problema, ¿de qué vivir allí? Es un tema complicado, hay que tener iniciativa, idea sobre lo que se pretende hacer,…

Si vemos este cambio de vida tan difícil es por un motivo fundamental, a la dificultad de romper con nuestra vida actual urbana se le añade la de montar un negocio, que siempre resulta complicado. No solo montar un negocio sino que lo vamos a hacer en muchas ocasiones en sitios que no conocemos en profundidad, con un mercado más reducido. Esto en el caso de que decidamos ser empresarios. También tenemos la opción de trabajar por cuenta ajena, pero lo cierto es que en el medio rural, por propia definición, el trabajo no abunda.

Hay, sin embargo, algo que creo muy importante a la hora de plantearse el cambio de vida. He hecho algún que otro comentario al respecto en artículos anteriores, pero creo que es algo fundamental si queremos dar este paso. Quien haya visto los vídeos de John Seymour en su conferencia de finales de los 80′ recordará que comenzaba diciendo algo así como “he estado en países de África y he visto gente pobre, pero nunca he visto gente que pasara hambre…” creo que decía algo así. No voy a entrar en discusiones sobre si hay hambre o no en África, o si la había cuando él estuvo. Lo interesante de esta afirmación es su valor subyacente, Seymour se refiere a que puede ser que no tuvieran dinero para comprarse ropas caras o caprichos, pero gracias al campo y su trabajo tenían lo necesario para vivir.

Tenemos dos opciones que paso a plantearos. La primera es irnos a vivir al campo y buscar la forma de seguir con nuestro nivel de vida actual, pero en el campo. La otra es cambiar de vida en el sentido amplio de la expresión. Hacer una reflexión profunda sobre nuestras necesidades reales y las artificiales y desechar estas últimas como innecesarias. ¿Qué opción parece la más correcta?

Para quien está acostumbrado a vivir a tutti plen es un cambio importante y quizás hasta traumático. Pero creo que es algo necesario. Cada cual debe establecer el límite donde lo considere oportuno, pero pronto nos daremos cuenta de que las propiedades de no dan la felicidad y de que resulta mucho más fácil ganar lo suficiente para poder vivir si realmente buscamos lo que necesitamos.

No es lo mismo autoabastecernos de todo lo que podamos mediante el huerto, los frutales, animales de granja,… y luego gastar el dinero que ganamos en artículos como ropa o cosas así que no podemos hacer nosotros mismos que vivir en el campo como en las revistas de decoración rural, viviendo en el campo pero gastando como si viviéramos en un piso en la ciudad. Evidentemente, visto desde este punto de vista, resulta mucho más sencillo encontrar un modo de ganarse la vida.

Seguro que con este artículo habré perdido parte de mis visitas diarias, porca miseria, pero lo cierto es que el concepto de autoabastecimiento (sí, también de autosuficiencia) conlleva un cambio de vida profundo que deberemos aceptar antes de dar el paso, a menos que tengamos la idea de negocio del siglo. Un abrazo a todos.

………………………
Seguro que también te interesa:


7 Comentarios

  1. solo quería decir que si hay personas que viven en al campo con todos los lujos de la ciudad, pero son los ricos, esta claro que para vivir en el y del campo es necesario cambiar completamente de vida, sobre todo el lo que se refiere al consumismo ya que para llevar el mismo ritmo de vida nos costaría mucho mas caro.

  2. Es algo que cuando lo asimilas parece bastante obvio, pero creo que cuando mucha gente se plantea vivir en el campo lo ve desde el punto de vista del ritmo de vida que lleva en la ciudad y es por ello que no ve el modo de trasladarlo al campo.

    En cualquier caso, es algo también para plantearse viviendo en la ciudad, seguramente la gente sería mucho más feliz. Un abrazo

  3. Bellísimo blogs, adoro el campo, crecí ahí jugueteando en el río, entre los árboles y el canto de los pájaros, ahora vivo en la ciudad y también he aprendido a quererla, y cada vez que puedo viajo al campo, a la tierra, a disfrutar de los picaflores, de la gente y de la tierra, es un gran proyecto vivir en el campo, más bello es crecer ahí.

  4. Hola Mónica, me alegra que te guste el blog. Verdaderamente la vida de campo es fantástica, yo he pasado mucho tiempo también en el campo y es algo irreemplazable. Un abrazo y bienvenida

  5. Hola a todos,
    tenemos una granja en marcha y trabajamos con huertos. Si alguien quiere conocer más podemos hablar de ello.
    Escribir a: elapsnet@mixmail.com

  6. Permacultura, me tienes intrigado, si no te importa me puedes contar un poco mandándome un correo a pvivirenelcampo@gmail.com ?

  7. Pedir informacion..y bueno creo k esto es en ingles…no entiendo li de arriba…mandamelo en lenguaje del campo….un saludo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.