Proyecto: Vivir en el Campo

Vida rústica = ¿Vida ecológica?

| 5 Comentarios

………. ::: ……….

Sí, efectivamente hoy os traigo una regañina a algunos y mi reconocimiento para otros. La vida en el campo, la vida del rústico puede ser muy diferente dependiendo de los casos. Ya os he comentado en alguna ocasión que se puede seguir prácticamente el mismo tipo de vida viviendo en el campo que en la ciudad, algo ilógico por otra parte. Desde Proyecto: Vivir en el Campo intento fomentar el cambio de vida total, no solo domiciliario. Para eso mejor comprarse un chanlet a las afueras, con su poquito de patio, su poquito de cochera, su poquito de habitaciones y su callecica residencial… una opción fantástica, por supuesto, pero para quien la quiera.

Vivir en el campo es vivir en armonía con la naturaleza, seguir los ciclos naturales del campo y, en la medida de lo posible, tomar lo bueno de la vida rural y aplicarlo a nuestras vidas. No quiero con esto decir que si uno tiene sentimientos fraternales con los animales y es contrario a su uso alimentario deba hacer matanza una vez al año porque los vecinos lo hacen, pero sí es lógico plantar las papas cuando lo hagan ellos porque seguramente tendrán la experiencia de que si las plantan antes no salen bien y si las plantan después,… pues peor.

Por otra parte, el rústico debería estar concienciado con la naturaleza, casera condescendiente que en multitud de ocasiones se deja avasallar. Precisamente por su cercanía con el campo y todo lo que significa debe ser consciente de que ciertas actitudes dañarán el medio. Tan solo basta con ser un poco egoísta para darse cuenta de ello, si no por el campo al menos se deberían tener en cuenta estas cosas por uno mismo pues es tu propio futuro el que te estás jugando.

Puede que un chaval criado en la ciudad, cuyos padres no sean amantes de la naturaleza y que, por lo tanto, no lo hayan sacado a pasear por el campo,… poniéndonos en una situación límite, puede ser que este muchacho no sea consciente de que una bolsa de plástico en el bosque tardará tanto en degradarse que seguramente le sobrevivirá. Puede que no se de cuenta de con el consumo desmedido se está afectando al mundo en el que vive. Francamente, esto es algo que no creo que haya mucha gente que no sepa entender, otra cosa es que no se quiera ver por cuestiones de comodidad. En cualquier caso, el rústico es una persona que vive en contacto diario con estas situaciones y con más motivo debe dar ejemplo.

Por hoy dejo ya el discurso patrio-terráqueo, tampoco soy quien para daros charlas, todavía queda mucho en mi casa para ser lo ecológicos y sostenibles que deberíamos. Pero os dejo un libro de alguien que sí os dará la caña que os merecéis. Tan solo lo he ojeado pues lo encontré ayer por la tarde, pero en principio creo que es interesante. Un abrazo a todos.

Consumir menos, vivir mejor (Os pongo la página para la descarga)

…………………………….
Quizás también te interese:


5 Comentarios

  1. A partir de incluir el enlace de este libro lo he ojeado un poco con curiosidad y he encontrado algunas cosas con las que no estoy de acuerdo. Son solo cosas que he visto por encima y no quiero juzgar con ello al libro entero, pero tampoco quiero que me juzguéis a mí por haberlo facilitado.

    Creo que se puede aprovechar bastante de los consejos de este libro pero sin duda veo fuera de lugar alegatos como “Suelo generalizar indistintamente en femenino y en masculino, por eso cuando leas, por ejemplo, “nosotras” no debes entender que solo me refiero a mujeres, es una generalización igual que cuando decimos “nosotros” englobando a hombres y mujeres. El castellano es una lengua sexista que podríamos cambiar, ¿no te parece?”. Pues siento mucho discrepar Toni Lodeiro, pero no me parece. Me parece una tontería como la copa de un pino.

    El castellano tiene masculinos, femeninos y neutros, de lo que parece que muchos se olvidan, aunque en muchas ocasiones el masculino y el neutro coincidan.
    En fin, como empezáramos en ese plan, también podría yo abstenerme de usar camisas para tener camisos o escrivir heste vloh com lha hoRtographia k mee dé la ghana por el mero hecho de que no creo que me represente.

    Pero bueno, no me quiero cebar con este tema porque, por lo que he ojeado, parece un libro muy aprovechable.

  2. Yo creo que sería de las que se une a hacer matanza, eh???? es que nunca ví una (cuando digo esto la gente me mira raro, no sé por qué).

    No puedo opinar de tu enlace porque ahora no tengo tiempo de entrar, pero en cuanto el jefe me deje (jajajaja! qué gracia tengo…), le echaré un vitazo.

    Un beso!

  3. Hombre, no es una cosa especialmente alegre de ver… jajajaja un abrazo

  4. si la verdad que muy agradable de ver no tiene que ser. Quienes si han estado en una que yo conozco siempre me comentan que lo mas impactante son los chillidos del cerdo. Volviendo al reciclado pues…. la verdad es que en mi casa reciclamos poco (solo papel y vidrio) pero el reciclado es un negocio muy suculento. Para empezar las empresas de reciclado se ahorran muchisimo dinero puesto que al separar desperdicios cada uno en su casa, se ahorran las nominas de unos cuantos trabajadores. Pienso que aqui en España el tema del reciclado (como todo lo demas) solo se hace por el dinero y no por cuidar nuestra casa, planeta o lo que se quiera llamar. Por otro lado esta el tema del cambio climatico, que como leí en un blog, no le podremos remedio hasta que estemos con el agua al cuello, por decirlo de alguna manera. El ser humano hasta que no se ve que ha llegado el ultimo momento, y que no tiene mas remedio que darle solucion al problema, no actua. Siempre ha sido así. Un abrazo!!!

  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo del reciclado, si no hay dinero de por medio las cosas no se hacen… siempre es importante el dinero, por encima de nuestra salud, el bienestar, generaciones futuras… que serán las que se jodan con el cambio climático y todas esas historias. En fin, un abrazo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.