Proyecto: Vivir en el Campo

El Perro de Pueblo Español (PPE)

| 5 Comentarios

……….. ::: ……….

Ayer íbamos Piscolabis y yo por la carretera, hablando de nuestras cosas, cuando salió el tema de los perros de pueblo. Más allá de lo que se pudiera pensar, yo tengo una teoría sobre los perros de pueblo. Oído al parche.

En primer lugar, yo puedo hablar de los perros que se ven por la península, no sé cómo andará la cosa allende los mares. Aquí tenemos una raza perfilada y perfeccionada por el paso de los años: el perro de pueblo.

Se trata del típico perro de pueblo, un cánido duro cual catarro, omnipresente en todas las familias y que vayas a donde vayas podrás encontrarte. ¿Qué abuela no ha tenido un Jimmy, Pepe, Goku (aquí se ve la influencia de los nietos), o Wenceslao?

Son perretes de pequeña estatura, más bien asalchichados, de pelo más o menos largo y duro, rabo enroscado sobre el lomo, ojillos como canicas negras, morro chato y muy comúnmente prognatismo mandibular inferior.

Cualquiera que tenga un poco de ojo con las razas se dará cuenta de que tienen mucho de Pequinés. Esta raza, ya lo sabemos, viene de Oriente. ¿Qué hacen las abuelas de media España criando perros de razas tan selectas como si tal cosa?

Ahí va mi teoría. Desde la Edad Media fueron muy apreciados en Occidente los productos asiáticos, las rutas de la seda y todo aquello. Precisamente fue lo que llevó a sus catoliquísimas majestades a financiar a Colón su aventura hacia las Indias. Esto todos lo sabemos. Durante la Edad Moderna la navegación y el transporte se desarrollaron enormemente, no sólo con América sino también con Asia. Llegaron multitud de productos, porcelanas, especias, telas,… y, cómo no, las familias de bien se trajeron exóticos perritos de los chinos.

Pues yo creo que con el paso de los años estos dulces animalejos se fueron escapando de las casas y trincándose todas las perras que encontraron, otras se quedaban preñadas y los señoricos no querían perros mezclados,… y así fue como con el paso de los años los pobretones se fueron haciendo con estos perros tan selectos y, al mismo tiempo, fueron haciendo que dejaran de ser tan selectos. Cuando todo el mundo tuviera perros así los nobles ya no querrían tener estas razas. Yo creo que tiene bastante fundamento.

Poco a poco la raza se fue refinando, se fueron mezclando con otras razas y se fue creando la auténtica raza del Perro de Pueblo (o de abuela) que todos conocemos. Un dulce bicho caracterizado por tener muy malas pulgas, ladrar a diestro y siniestro, ser más o menos buen cazador, duro como él solo y, cómo no, hacer mucha compañía a propios y extraños.

Si alguno tiene una teoría mejor que hable ahora o calle para siempre. Un abrazo a todos.

…………………………
¿Te interesa también…?


5 Comentarios

  1. Jajaja! nunca había pensado en esto, pero cuanta razón tienes!!!!.

    Yo he tenido que recordar los perros de las vecinas de mi abuela, porque en mi casa, que yo recuerde, nadie nunca tuvo perros…pero lo de ladrar y lo de las malas pulgas cuadra con el perro de mi vecina del pueblo, la Sra. Isabel, que tenía un "chucho" que a mí me daba un miedo tremendo y el "chucho" no levantaba un palmo, pero ojo como enseñaba los dientes el jodio!!!.

    Beseles!!

  2. mi abuela tenía una perra así cuando era chico y yo siempre le decía que le habían puesto los dientes a puñaos jajaja un abrazo

  3. Pingback: Proyecto: Vivir en el Campo » Blog Archive » La teoría de los balcones o “el balconismo”

  4. He llegado hasta este post desde el de “el balconismo” y creo q puedo aportar algo a este estudio. 😀

    En mi barrio de origen esta especie de perros ha sido conocida siempre como “chuchines”.

    Digo especie de perro aunq no las tengo todas conmigo. Su comportamiento, sus gestos y su “estar” general son más de humano q de perro.

  5. Hola r*! Hombre, luego como en todo hay subespecies locales, pero vienen de una misma rama familiar jajaja un abrazo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.