Proyecto: Vivir en el Campo

En Cantabria se podrá construir en rústico

| 5 Comentarios

………. ::: ……….

Tras la resaca de la fiesta de ayer con la entrega de los premios Rústico de Oro, hoy tenemos que volver con cosas más serias. Gracias a un visitante de Proyecto: Vivir en el Campo, Carrilanu, nos hemos enterado de que en Cantabria se ha aprobado una modificación de la ley del suelo que permitirá construir en suelo rústico. Por lo que he podido deducir, parece que este tipo de modificaciones tardan lo suyo en tener vigencia, pero es un gran paso para proyectos de vida como los nuestros.

En Proyecto: Vivir en el Campo propugnamos un modo de vida rural acorde con la naturaleza y el autoabastecimiento, por supuesto con respeto al medio y sostenibilidad. La posibilidad de construir en suelo rústico para quien quiere vivir de la tierra y quiere esta vivienda como única (no como segunda residencia, de veranito y domingos) creo que puede ser una buena medida. Tendrían que tomar ejemplo en el resto de comunidades. Os dejo la noticia de eldiariomontanes.es.


Aprobada la modificación de la ley del suelo que permite contruir en zona rústica

El Parlamento aprobó ayer por mayoría una modificación propuesta por el PRC y el PSOE a la Ley del Suelo de 2001. Con esta iniciativa se posibilita la construcción de viviendas unifamiliares en suelo rústico mediante la elaboración de planes especiales.

El Partido Popular, que calificó la modificación de «ficción», «encerrona» y efecto del «rodillo», ni votó en contra ni se abstuvo al originarse un incidente a la hora de votar ya que la oposición quería pronunciarse partiendo los artículos, a lo que no accedió el presidente de la Cámara, Miguel Ángel Palacio. Finalmente, el proyecto de ley se aprobó por 20 votos a favor del PRC y el PSOE (faltaba Revilla que se encontraba en el Senado).

En una breve exposición en el Pleno, el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, agradeció a PRC y PSOE la proposición de ley planteada y al PP le recriminó por no buscar el consenso. Defendió los planes especiales precisamente para garantizar la autonomía municipal y la seguridad jurídica.

El Grupo Popular se opuso a esta proposición de ley al considerar que el método elegido no es el idóneo puesto que en el Debate del Estado de la Región de junio pasado se aprobó por consenso que la modificación la promoviera el Gobierno regional mediante un proyecto de ley.

El PP no comparte el fondo de la iniciativa al considerar que no desbloquea la construcción de viviendas ya que dilata en el tiempo la tramitación al exigirse un plan especial en cada uno de los ayuntamientos y un catálogo de edificaciones.

Años

La diputada popular María José Sáenz de Buruaga calificó de «engaño y fraude» la modificación aprobada. «Es la gran farsa», apuntó. Advirtió que la tramitación de los planes especiales es la misma que un plan general y es la Crotu, «que tarda años», la que tiene la última palabra. Estos años, precisó, se convierten en meses con la propuesta del PP que elimina la «arbitrariedad, el clientelismo y da más seguridad jurídica».

Por el contrario, PRC y PSOE sí creen que la modificación aprobada atenderá las expectativas de los propietarios de terrenos y censuraron al PP su «falta de generosidad».

El regionalista Rafael de la Sierra apuntó que se trata de dar una solución a un problema planteado por los ciudadanos para rehabilitación, cambio de uso y nueva construcción en suelo rústico. La modificación, dijo, es «necesaria» y «viable». De la Sierra destacó que para preservar el campo hay que hay dar salidas a los ganaderos que apoyen la «sostenibilidad ecológica».

El socialista Martín Berriolope destacó el gran protagonismo que se da a los municipios. A su juicio, las enmiendas del PP proponen un «caos urbanístico». Negó que los planes especiales y el catálogo sean instrumentos lentos sino que dependerá de los gestores municipales. Los que tengan dificultades contarán con un borrador que facilitará el Ejecutivo.

La ley establece una serie de limitaciones para la construcción de viviendas en suelo rústico como que el terreno se sitúe en área periurbana (a 500 metros del núcleo urbano) y que la parcela tenga una superficie mínima de 2.000 metros cuadrados y una altura máxima de ocho metros.

Fuente original de la noticia
Imagen: J. Carlos Roldán

Un abrazo a todos.

……………………………
A lo mejor también te interesa:


5 Comentarios

  1. Me parece un gran paso…pero leyendo la noticia, se me ha revuelto el estomago….¿¿por qué siempre la tienen que liar los politicos?? ¿¿para cuando un día en el que estén en algo de acuerdo??, ains! qué penica de dinero publico que va a parar a esos bolsillos.

    Besos sensatos! jajajaja

  2. El pan nuestro de cada día, ay hija mía, 😛 un besato (beso sensato)

  3. Opino que esto es algo bueno a medias. Es como la vivienda en grandes ciudades, en vez de poner en alquiler las miles de casas vacias que existen, se da luz verde a crear nuevas… ¿Cuantos pueblos en semi-abandono o abandono completo hay en España?¿por que no, en vez de crear “nuevos pueblos” se les da salida a los que ya existen?.

    Un abrazo.

  4. Personalmente pienso que es algo bueno. Todo el mundo debe tener derecho a vivir en el campo, a tener un terreno y construirse su vivienda y vivir en ella, es algo fundamental, todos necesitamos vivir. Por otra parte, los pueblos abandonados pueden no tener las características geográficas que los hagan útiles para ser habitados, o puede que quien quiera ir al campo no tenga el dinero necesario para comprar una casa de esas pero sí para un terreno e ir construyendo. Es un tema muy complejo, pero que resulta sumamente local. El otro día hablando con un amigo canadiense, me comentó que allí no se veía sentido a lo que sucede aquí con la vivienda, cada cual puede construir en su terreno teniendo una cierta responsabilidad. Un abrazo

  5. Pues habría que ver la letra pequeña de esta reforma legal, para ver si se adecua al sentido común. En la práctica, la limitación de construir en suelo rústico sólo beneficia a los especuladores y alimenta la voracidad de los ayuntamientos por recaudar rápidamente. Personalmente pienso que es una inmoralidad no permitir a alguien vivir como quiera en una tierra que es suya. Esta es nuestra democracia, hasta que consigamos cambiarla, además, seguro que a la larga eso permitiría el florecimiento de otra “economía” pues los pobladores actuales tienen muchas mas capacidades e intereses que los antiguos moradores del entorno rural y nuestra formación nos permite medidas de integración entre la autosuficiencia y el desarrollo económico mínimo. Creo que en el fondo lo que no se permite con facilidad es el cambio de vida a un modelo más sostenible y menos explotador del ser humano. Los dueños del capital, de la opinión, de la política, y de las expectativas de la gente siguen jugando con ventaja.
    Creo que se olvidan de algo, nosotros somos más escurridizos…

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.