Proyecto: Vivir en el Campo

Entrevista a Leovigildo Da Silva

| 5 Comentarios

………. ::: ……….

Hoy os traigo una entrevista en un formato curioso a Leovigildo Da Silva, amigo uruguayo amante del campo. El cambio de vida puede venir dado por muchos motivos, en su caso ha sido definitiva la edad, la jubilación y el miedo a los problemas económicos ya mayor. Su idea de la autosuficiencia choca con las de Seymour, pero el suyo resulta un modelo igualmente válido para para muchos.

Ha preferido, a partir de mi cuestionario, dar una respuesta global. Estoy seguro de que os será de gran interés.

En mi caso, debo indicar que tengo raíces en el campo. Mis padres eran pequeños productores de origen brasileño, desarrollaban actividades ganaderas en el centro de nuestro pequeño país, así pues, mamé desde muy pequeño mi vínculo al campo. Hice primaria y secundaria en régimen de internado en un colegio católico pues en nuestra región la educación era muy precaria. Fue la mejor herencia que me dejaron mis padres, mi padre falleció muy joven, yo tenía 16 años.

Mi actividad actual esta vinculada a la tierra, hace 36 años que estoy en lo mismo, con muchos altibajos económicos. No se por qué razón tener un pedazo de tierra me da tranquilidad. Es por esto que desde hace un tiempo empecé a construir mi refugio, pensando en la vejez… Esta siempre llega y he visto camaradas que la están pasando muy mal por no preveer una etapa de la vida difícil. Creo haber sido muy claro en mi primer contacto de lo que se trata mi proyecto. Aún no vivo permanentemente en el lugar. Me encanta estar allí, creo sea mi lugar en el mundo.

He reformado una vivienda existente cuando compre la propiedad (hace cuatro años). Me ha quedado increíble. Estoy en la formación de un pequeño parque, tengo un casero que me mantiene todo muy bien, la propiedad me genera una renta que es el 50% de mis necesidades actuales pero que será más que suficiente cuando me instale en el predio, esa es la idea.

La propiedad posee energía eléctrica, así que poseo todo el confort de la vida moderna. No creo llegar a extrañar cuando me mude. Por el contrario, será muy agradable vivir en el lugar. Difiero en algo sobre determinadas recetas de autosuficiencia y/o autoabastecimiento, el mundo ha cambiado y hay que adaptarse a esos cambios sino pereces. Creo que las pequeñas y medianas parcelas de buena tierra deben integrarse a esquemas productivos de mayor escala. De esa manera te beneficias de toda la tecnología y gestión moderna, sino será imposible aplicarlas. Así obtienes una renta que te da seguridad. No deja de ser producto de tu tierra, solo que es generada de una manera inteligente, no rompiéndote la vida que al final conspira con el objetivo supremo. No obstante, en mi caso he reservado una parcela para lograr la autosuficiencia alimentaria pero si esto fallara por razones de salud… se que voy a continuar percibiendo una renta. La realidad actual indica que es mucho mejor ser un pequeño propietario de tierra/rentista que un pequeño productor. Saludos Gildo

………………………………
Puede que también te interese leer:


5 Comentarios

  1. Una buena lección a tener cuenta. Me ha gustado mucho leer a tu amigo uruguayo.

    Un saludo

  2. A mi por lo menos me resulta muy interesante ver cómo lo han hecho otros y todo eso… 😛 un abrazo

  3. Hola , soy Uruguayo y hoy por hoy vivo en el campo aquí en mi país con mi compañera, mis perros, gatos y muchos muchos más animales… además de toda la naturaleza con sus noches estrelladas a pura luna.
    Muy bueno tu blog, lo encontré navegando.
    Saludos,
    Lucas D.

  4. Pues te envidio enormemente Lucas, espero pronto poder poner fotos de nuestra vida de campo 😉 Un abrazo

  5. Hola Gamusino…: La casualidad trajo a mi pantalla esta nota con “Gildo”, un amigo muy querido. Si en algún momento la vida te permite reencontrarlo, volvé a entrevistarlo… su conocimiento, su visión, sus anécdotas, su personalidad y su calidad como persona, te permitirán una nota de primera y una amistad que nunca olvidarás. Cordiales saludos!!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.