Proyecto: Vivir en el Campo

La garrota, fundamental en el campo

| 3 Comentarios

………. ::: ……….
Dicen que el perro ha sido siempre el fiel compañero del hombre, pero es mentira. La mejor amiga del hombre es la garrota y os contaré por qué.

Algunos pensaréis que es como un bastón pero en rústico. Craso error. La garrota es la madre del bastón, tan fino éste y de caros materiales. Las primeras herramientas del hombre fueron palos, palos sin trabajar que con el tiempo aprenderían a transformar a su antojo. Fue en ese momento cuando surgieron las primeras garrotas o trancas. De hecho, sus usos primigenios continúan vigentes: defenderse o atacar animales y hombres y ayudarse al caminar.

Con el tiempo el hombre se fue refinando. Se buscaban maderas más adecuadas a la forma que necesitaban, se tallaban con machetes para darle una ligera curvatura superior donde apoyar la mano,… aunque sus usos continuaron siendo los mismos.

La garrota no ha variado mucho con la historia, se ha podido tallar algo más para darle al mango formas originales, se le han puesto puntas de hierro para evitar su desgaste (o para atizar mejor al contrincante) incluso las he visto con arpones para cazar lagartos. No obstante, sigue siendo la misma.

Para los rústicos se convierte en una extensión más de su cuerpo, sirve para bajar la rama de un árbol hasta nuestra altura, comprobar la profundidad de un arroyo, espantar al vecino que nos roba los tomates, incluso para jugar… pero ciertamente resulta de gran ayuda al caminar, subir cuestas y ante todo para las personas mayores.

¿Cómo hacer una? Deberemos buscar una vara de un grosor entre dos y cuatro centímetros (es más o menos cómo lo haría yo) de cerezo, almendro,… alguna madera elástica y resistente. Es importante que esté viva, de este modo aplicando calor podremos doblar uno de sus extremos hasta darle la forma deseada. Entonces deberemos atarlo hasta que se seque para que quede con la forma, lijarla bien, quitarle los nudos y aplicar la decoración y barnizado que más nos guste. Incluso le podemos hacer con un trozo de chapa un tapón para la punta y que no se estropee.

Os dejo Un juego de pastores: el sombrerete por si queréis practicar con vuestra garrota. Un abrazo.

Imagen: Marqabr
……………………
Seguro que también te interesa:


3 Comentarios

  1. Qué recuerdos me ha traído tu entrada de hoy. En el pueblo había un señor mayor con muy malas pulgas y más de una y más de dos veces, hemos tenido que ir sorteando su garrota, la cual, si te daba en el lomo, picaba y mucho!!!!.

    La verdad es que tiene más encanto la garrota, que el bastón fino…

    Besos!

  2. Creo que señor mayor con malas pulgas y garrota son conceptos que van unidos jajajaja Yo conocí a varios, pero debo reconocer que también hay algunos afables 😉 un abrazo

  3. Buenas noches: Me dirijo a heste foro para comunicaros que me seria de gran a lluda estas personas que es criben aki y que se de dican a la fabricación de ga rrotas al te sanales que me puedan oriental umpoco puesto que yo llevo 2 años aciendolas y no consigo que no me salten en la curva ni con calor ni con agua caliente.
    me espricare:con calor suelo usal un soprete y si caliento poco se rompen y si caliento de masiado tanbien se rompen lo que no suelo usal es la lunbre del campo puede sel ese el motivo de mi fracaso,
    Me gustaria poder acer unas pocas como re curdo y como coleción de varios tipos de maderasi alguno esta animado a lludarme yo me pondria en contacto directo con esas pesonas para que me diese las es pricaciones oprtunas
    sin más un saludo para ese foro

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.