Proyecto: Vivir en el Campo

La reflexión interior y el autoconocimiento

| 7 Comentarios

………. ::: ……….

Cada uno en nuestras vidas conoceremos muchas situaciones, personas, realidades y verdades. Del mismo modo, tristemente, también habrá cosas que no lleguemos a conocer jamás por las razones que sean. Por que no se nos habrán presentado cotidianamente, por que no nos movemos en determinado ámbito, por nuestra formación, por el azar… quién sabe.

Entre las cosas que vamos conociendo hay algunas que quedarán en nuestra memoria y en nuestro registro existencial como fundamentales, que condicionarán nuestra forma de vivir la vida. Estas revelaciones suelen aparecer de improviso, nos suele llegar un haz de luz vívido que nos muestra una verdad como un templo, algo que vemos perfectamente lógico y razonable y que incluso nos preguntamos cómo no lo habíamos visto antes.

Este tipo de experiencias en muchas ocasiones no pueden ser compartidas, por la sencilla razón de que lo que a nosotros nos parece evidente y claro, cuando se lo intentamos explicar a los demás no lo es tanto. Esto, que puede parecer desesperante, es perfectamente lógico puesto que las vivencias y conocimientos que nos han llevado a nosotros a cierta conclusión no tienen por qué tenerlos los demás.

Esto tiene mucho que ver con lo que intento exponer día a día en mi blog y, evidentemente, hay veces en que por muy bien que trato de explicar lo que veo meridianamente claro me sorprende que haya gente que no lo entienda. Supongo que es algo similar a lo que pasa con la política o la religión.

Ya he comentado en alguna ocasión que dejar el tabaco me agudizó el estrés y la ansiedad y se me reflejó también en el picoteo, por ejemplo. Esto no es algo reciente, hace ya tres años estuve unos meses sin fumar y engordé cerca de 7 ó 8 kilos, que no es poco. En esta ocasión gracias a la acupuntura he logrado grandes progresos. Lo que no os he contado es que, aparte de los beneficios de la acupuntura sobre mi carácter, ha sido fundamental el que me haya permitido ver las cosas más claramente y comprenderme mejor. Fumar era una válvula de escape al estrés y la ansiedad, a la falta de paz interior. Esto puede sonar algo esotérico, pero más allá de la realidad, tener bienestar es algo fundamental.

Yo he estado convencido de que entraba en mi personalidad una cierta gula, o al menos la afición al picoteo, el dulce y todo eso. Al fumar, en cierto modo sustituyes una cosa por otra y lo que también es cierto es que el tabaco quita hambre. Por eso veía inevitable que al dejar de fumar volviera a picotear. Pero lo que no comprendía es que si antes picoteaba era por que no me gustaba lo que estaba haciendo, que en los momentos de estrés, de angustia y de incertidumbre buscaba algo que comer y de fumador, pues fumaba.

Aunque me estoy perdiendo con todo esto, intento explicar que ha llegado un momento en el que comprendo que yo no soy una persona ansiosa por naturaleza ni iracunda, cuando estoy angustiado me siento así y es una manera de dejar escapar tensión. Puede parecer una perogrullada pero no es tan sencillo llegar a esta conclusión.

Tampoco es tan sencillo aceptar que no quieres vivir como los demás esperan que lo hagas, que no quieres criar a tus hijos como los demás lo hacen o que no quiero combatir mi estrés y mi angustia con protectores de estómago y analgésicos como los demás lo hacen sino quitando de mi vida en la medida de lo posible lo que me lo motiva.

A veces uno comprende en un instante que lo común no es lo bueno, que uno no busca llamar la atención por tener ideas diferentes y que la masa no tiene por qué llevar razón. Un abrazo a todos.

…………………..
Hoy no os recomiendo lecturas de mis artículos, prefiero que pongáis una palabra en el buscador y simplemente encontréis…


7 Comentarios

  1. Lo común no siempre es lo bueno…tú eres fuera de lo común…por eso me quedo contigo

  2. Yo hace un año y dos meses que dejé de fumar, el mismo tiempo que llevo sin pesarme….mínimo he cogido los 7 u 8 kilos que tú también cogiste…pero prefiero no saberlo.

    Eso sí, estoy mucho más mejor de salud, de carácter, etc. y si pudiese o pudiera, haría acupuntura, pilates, yoga y todo lo que te hace sentir bien contigo mismo, que el psicólogo lo tuve que dejar por caro.

    Besos!

  3. Anónimo, muchas gracias por quedarte conmigo 😉

    Isi, la acupuntura, el yoga y todo eso son medios con los que podemos liberarnos de pensamientos dañinos, tensiones y todo eso, pero lo más importante es profundizar en uno mismo para solucionar o evitar todo aquello que tratas con esos medios. En cualquier caso, también puedes hacer, por ejemplo yoga, en tu casa… o en la oficina jaja no es lo mismo pero es muy válido.

    Abrazos mil

  4. Hola, acabo de leer tu comentario en "Lo nuestro es puro teatro".

    Si quieres publicar un relato (cosa que te agradezco), en la página principal verás la dirección de correo electrónico.

    Por cierto, a mi la acupuntura como que me dá yu-yu.

    Yo prefiero para relajarme ir al campo de mi pueblo.

    Que tengas un buen día y nos vemos pronto.

    Un abrazo.

  5. Bueno, hay muchas cosas que relajan jejeje te mando un relatillo a ver si te gusta. Un abrazo y encantado de conocerte.

  6. Estimado, al leerte siento que te estás conectando con tu ser interior, con tu grandeza y con tu esencia, y entonces ya no estás tanto afuera buscando satisfacer tu ansiedad, cuando estás para adentro, conectado con tu alma, con tu esencia, lo que suceda afuera ya no es tan importante, porque adentro en tí están todas las respuestas….
    muchos cariños, me conecto con tigo

  7. Muchas gracias Mónica, creo que cuando comienzas tu andadura interior cada día que pasa te sientes mejor contigo mismo y eso te incentiva a seguir progresando.

    Un abrazo

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.