Proyecto: Vivir en el Campo

Las artesanías y el autoabastecimiento

| 6 Comentarios

………. ::: ……….

La artesanía, la agricultura y el autoabastecimiento con conceptos íntimamente relacionados desde antaño. Sabéis que me gusta retrotraerme para hablar de cualquier tema, pero es que nuestra cultura es el resultado de años y años, de vidas y de vidas desarrolladas en estas tierras, de una mayor o menor evolución de nuestra civilización y de las demás.

En este caso os quiero hablar de la artesanía entendida como la producción de productos únicos de un modo más o menos manual. La cestería, cantería, alfarería, hiladuría y tejeduría, peletería,… hay un sinfín de …ías, oficios tradicionales en los que gente se especializaba y profesionalizaba.

También, aunque menos comentada, había una artesanía no profesionalizada pero igualmente importante, la del hogar. Cada cual en su casa producía, dentro de sus capacidades, mañas o posibilidades, sus propios objetos, herramientas,… se autoabastecían de muchas cosas. Las mujeres hacían la ropa de su familia, el pastor se entretenía en el campo tejiendo mimbres para hacer cestos, o preparando la piel de una cabra. Cada cual aportaba lo que podía, era una concepción diferente del consumo y las necesidades, y bastante lógica por cierto. Uno compraba fuera lo que no podía producir por sí mismo. Las transacciones, el comercio en definitiva, encarece mucho los productos. Si hacer una alfombra nos cuesta equis lana que debe ser teñida, hilada y tejida, nos estará costando eso, el precio de la lana, del tinte y el tiempo de trabajo empleado. Cuando tú la compras estás gastando eso, quizás con algo menos de tiempo de trabajo empleado pero con un alto porcentaje de plusvalía del artesano… porque si lo vende un comerciante tendrás también que incrementarle su porcentaje.

Bien es cierto que el producto final puede no ser tan perfecto o profesional como el de alguien que se dedique exclusivamente a la producción, pero sin duda el resultado final tendrá un valor añadido para el que lo haya realizado.

En una sociedad como la nuestra del consumo, todo aquello quedó atrás, conozco gente que incluso se jacta de no saber cambiar una bombilla, coser un botón o apretar la tuerca a un grifo. Como todo, no es que no sepan, es que no tienen interés en probar ni en aprender. Hoy en día es mejor quien más tiene y el que a uno se lo hagan todo es y ha sido siempre una señal inequívoca de poder adquisitivo.

Pero, ¿dónde quedó la satisfacción de una obra acabada? Os puedo asegurar que el orgullo de hacer las cosas uno mismo es increíble. Cuando terminas de hacer alguna cosa te sientes vivo, esto era lo que sentían los primeros hombres cuando lograban hacer algo que mejorara sus vidas, que las hicieran más cómodas y más bellas.

Un abrazo.


6 Comentarios

  1. Completamente de acuerdo contigo, no hay nada como la satisfacción de haber hecho tú algo con tus propias manos. La pena es que hoy en día, entre que no hay tiempo y que en las tiendas de los chinos lo tienes todo y a buen precio, pues acabas por comprarlo todo.

    Cuando viva en mi casita rural, tendré tiempo para hacer mis jarrones y mis cuadros y pintaré figuritas y…..

    Muchos besos

  2. Joder si da satisfacción, hacerlo tu solito y acabarlo da un gusto enorme.

    Un abrazo.

  3. Mira, coincido contigo. En casa todo lo que pueda hacer yo con mis manos es una ahorro para el presupuesto familiar y una satisfacción personal. Es cierto que puede consumirte mucho tiempo en determinados momentos, pero no creo que por ello debamos rendirnos a la salida facil.

  4. Me alegra que estéis de acuerdo conmigo 😉

    Un abrazo

  5. Puedes tener satisfacciones en muchas cosas que hagas, no sólo con las manos. Es verdad que la artesanía ayuda a muchas cosas, pero también es verdad que no todo el mundo tiene ni el tiempo ni el espacio ni las herramientas para ponerse a emular al herrero del pueblo o al que fabricaba los cubos para la leche.

    A veces pago por un servicio que, pensándolo mejor, puedo hacer yo mismo y hacerlo es también una gran satisfacción. También consigo esa satisfacción cuando realizo un trayecto andando en vez de cogiendo el coche.

    Yo sé que a lo mejor suena ridículo esto que digo, pero es que no soy muy diestro ni "manitas", valga la expresión, por lo que las satisfacciones que provengan de la artesanía "homemade" probablmente se me convierta en frustración y en lágrimas…

    Saludos expatriados desde el 20minutos. Me ha gustado pasar por aquí!
    lablogoteca.20minutos.es/mi-cienaga-1821

  6. Hola Mariano, cada cual tiene aptitudes o facilidades para una serie de cosas y es en ellas en las que se tiene que centrar para obtener lo que necesita. Si tú no eres muy manitas con algunas cosas no está mal que las compres, pero seguro que habrá otras que sí puedas hacer por tí mismo…

    En cualquier caso, ciertamente puedes obtener bienestar y felicidad con muchas otras cosas aparte de las artesanías.

    Me alegra verte por aquí! Un abrazo!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.