Proyecto: Vivir en el Campo

Calor de hogar… ¿calogar?

| 4 Comentarios

Puede ser que si alguno de vosotros tenéis en cuenta este blog, lo seguís con asiduidad e incluso lo leéis, hayáis caído en la cuenta de que últimamente escribo menos. Esto que podría ser algo sin importancia sí que la tiene, amigos míos. Sobre todo la debería tener para vosotros, pobres desamparados, pero ante todo la tiene para nosotros. Fuera de coñas, si últimamente escribo menos es porque se está acercando el invierno. Quienes me conocéis más profundamente sabéis lo que para mí supone una chimenea. Mi concepción de la vida invernal debe ser muy similar a la que tuvieran allá por la antiguedad, una sala con un gran hogar que de calor tanto al cuerpo como al espíritu.
Esto es algo meridiamente claro en mi persona, tanto que cuando se acercan los días más oscuros y fríos me entra nostalgia y me entristece pensar que, un año más, seguimos sin chimenea.
Pienso que este blog debe ser un lugar de encuentro de nuestras ideas, propuestas para el futuro, opciones viables y, quien sabe, quizás otras no tanto. Pero ante todo debe transmitir un mensaje positivo. Si yo buscara en la red ideas para irme a vivir al campo, a desarrollar la ilusión de mi vida, no me interesaría encontrar un blog donde lo que se dijera fuera lo difícil que está la vida y lo complicado que es dar un cambio en nuestra existencia. Todo esto puede ser más o menos cierto, pero ante todo hay que ver las opciones que las situaciones nos brindan.
Mi mujer y yo estamos en una época convulsa y trascendental en nuestras vidas. Estamos definiendo lo que será nuestro recorrido vital, o al menos gran parte de él. Nos surgen dudas, sabemos lo que queremos pero discutimos y buscamos en muchos lugares sobre el modo de llegar a eso. No es facil. Ella a veces me dice, “¿es que a ti todo te parece bien?”, por que se sorprende de que cuando algo en lo que teníamos depositadas esperanzas se desvanece por algún motivo… pero siempre hay alguna otra puerta abierta y procuro ver las posibilidades que tenemos ante nosotros que entristecerme por las que tenía lo que no nos vale.
Es por ello que acabo de tomar la determinación de hablaros en mis próximos artículos sobre las cosas que me gustan del campo o de vivir en el campo. Y ya os anuncio que mi próximo artículo tratará sobre los hortelanos.
Un abrazo a todos y gracias por vuestra comprensión… porque se que a pesar de publicar menos últimamente me seguís visitando.

4 Comentarios

  1. Buenas, pues fijate que yo este año voy a poner chimenea en el piso.

    Vivo en el utlimo piso (un 5º sin ascensor9 y el ayuntamiento me deja sacar una chimenea por el tejado. Así que, por suerte podré hacerlo.

    Si no vas al campo… puede que el campo vaya a ti (al menos en la mente :P).

    Bueno, un abrazo para gamusino por su labor en este blog y animo, que poco a poco las cosas salen (no siempre como esperamos pero salen).

    Un saludo

  2. Ánimo! cada día que pasas triste por no encontrar lo que buscas es un día menos en la cuenta atrás para conseguirlo!

  3. Yo vivo en una casa en un pueblo y cuando llega el invierno es jodido.

    Pero con calma y con unas estufitas se llevan bien.

    Un abrazo.

  4. Pues gracias a los tres, de momento nos conformaremos con el brasero… que aunque no haya llama (normalmente) nos recuerda a la chimenea cuando se churruscan los bigotes de los gatos.

    Abrazos!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.