Proyecto: Vivir en el Campo

Entrevista a Paco Pacolmo

| 2 Comentarios

Hoy os traigo la entrevista a todo un personaje, Paco Pacolmo, que hace ya veinte años decidió cambiar radicalmente de vida, dejar la ciudad, el bullicio, la vida cómoda y frenética y largarse a la aventura. Espero que os guste y que visitéis la web de su compañía de teatro, Pacolmoteatro. Un abrazo.

¿Cómo te surgió la idea de vivir en el campo?

Somos capaces de mucho más de lo que nuestro coco, o gente cercana nos dice, cualquiera es capaz de vivir en el campo y del campo, basta proponérselo.

Vivía en Granada, con un curro de programador, corría el año 89-90, y después de tres años en este trabajo, me di cuenta que la ciudad (¡¡ y era Granada ¡¡), me había cansado, el trabajo lo hacia con soltura y no me deparaba ninguna aventura y además me hice este razonamiento. “Si en un año tengo un mes de vacaciones, en 12 años tengo 1 año, y en 24 años tengo 2 años…”. La actividad de la ciudad que ya por entonces me parecía frenética y sin sentido, la contaminación, etc.

No pude soportarlo y tire todo un futuro de yupi por la borda. Años después sigo pensando que ha sido la mejor decisión de mi vida.

¿De qué manera hiciste realidad tu sueño?

Yo había frecuentado mucho las sierras de Cazorla y Segura, y conocía alguna peña que vivía perdida por allí, con una dosis de asalvajamiento y libertad muy suculentas.

Durante un año con mi pareja estuvimos dando vueltas, muy centrados en esta zona, y por fin compramos un cortijo, dentro de una pequeña aldeita, con un solo vecino ( que resulto ser lo mas parecido a un duende que he conocido), con varios trozos de tierra, a 1300 mts de altura, a 1 h y 30 m de cualquier pueblo de no mas de 2000 habitantes, a 3 horas de cualquier capital, teniendo que caminar 30 m. para llegar a casa, sin luz, ni cuarto de baño, ni agua en la casa, o sea un verdadero paraíso. Axial que si lo que andábamos buscando era aventura, mas imposible.

Durante años vivimos cocinando en el fuego, bañándonos a la luz de una vela delante de un maravilloso fuego que nos reconfortaba en los largos inviernos de nieves, o en pelotas en pozas de aguas cristalinas, realizando todo el ciclo de siembra de trigo, escardado, siega, trilla, molienda y amasijo. Haciendo conservas para todo el año, confituras, encurtidos, aguardientes, vino etc., Siempre en busca de una autosuficiencia que nos acercara a una libertad que la sentíamos muy limitada viviendo inmersos en una sociedad capitalista y católica que por suerte ahora la teníamos a varias horas de distancia.

La energía en estas condiciones es limpia y es muy acogedor poder pasar bastante tiempo con uno mismo, con tranquilidad y tener tiempo para madurar y observar.

Son muchas las vivencias, sensaciones, emociones y anécdotas atesoradas durante 20 años, que juntas nos hacen sentirnos muy vivos y con una sensación de libertad o algo parecido.

¿Te resultó duro el cambio de vida?

Lo que me resultaba duro era mantenerme en la vida que estaba. Solo hay que hacer lo que te pide tu corazón, intentar hacerlo con cabeza, pero con pasión.

Con la ilusión como motor se puede hacer cualquier cosa, lo que no sirve de nada es el miedo, nos paraliza y llama a la duda.

¿Estás contento con tu nueva vida?

Con los años tuvimos hijos y no tuvimos más opción que levantar de nuevo el vuelo y dejar este paraíso. También es verdad que se acabo una etapa y en el comienzo de la siguiente vuelves a encontrar nuevos retos, aventuras e ilusiones de vivir.

Después de varios años buscando donde poner el huevo, todo lugar  y circunstancias nos parecían una vuelta atrás, y nos encontramos una sociedad mucho peor que como la habíamos dejado, y que por supuesto no ofrecía opción ninguna a elementos residuales como nosotros, ni en el sentido de una educación alternativa para nuestros hijos, ni de una vida rural digna.

Al final compramos una casa a las afueras del pueblo mas cercano al monte, donde tenemos huerta, frutales, horno para el pan etc., y vivimos en un equilibrio entre la forma de vida que nos gusta y la integración en la sociedad que les debemos a nuestros hijos para que ellos puedan elegir como nosotros hemos hecho.

Alternamos estas actividades con nuestra profesión de payasos forjada durante estos 20 años, y fundamos compañía propia con la que hemos recorrido varios países.

¿Cuáles son tus objetivos para el futuro?

Nuestros hijos están casi criados y en el plazo de pocos años volveremos a perdernos de nuevo, y quizá junto con alguna gente que hemos conocido por el camino.

¿Qué aconsejarías a los que quieren dar el paso?

Que con un techo, un cacho de tierra de riego y otro de secano, unos  animalillos y todo lo que nos ofrece la naturaleza,  se pasa la vida de maravilla. Todo lo demás que le queramos añadir es precio que tenemos que pagar.

Puede que también te interese:

…………………………….

– Entrevista a Carlos Martínez
– Entrevista a Alex de Mello
– Entrevista a Leovigildo da Silva



2 Comentarios

  1. En primer lugar deseo felicitarles por la nueva imagen del blog. El haber incluido estas entrevistas ha sido muy reanimador, para los que estamos pensando, evaluando y tomando el valor para dar el “salto”, hacia el campo.
    Me ha gustado mucho el leerlas. Hasta la vista

  2. Muchas gracias Williams, las entrevistas era algo que comenzamos a hacer hace tiempo pero que quedó un poco parado últimamente… en cualquier caso, me alegra que te resulten interesantes. Con ellas pretendo exponeros ejemplos de gente que ha cambiado de vida para que veáis la diversidad de opciones y circunstancias que hay. En fin, un abrazo y espero seguir viéndote por aquí.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.