Proyecto: Vivir en el Campo

Partes de una colmena

| 5 Comentarios

Aunque, lamentablemente últimamente no puedo mantener mi periodicidad habitual, espero compensar a aquellos de vosotros que sigáis siendo fieles lectores con un artículo más sobre apicultura. Este es un mundo en el que podríamos adentrarnos indefinidamente, pero para ello primero tenemos que asentar una base. Ya vimos qué tipos de abejas hay en la colmena, qué es la pecorea y la vida de las abejas a través de Maeterlink. Hoy vamos a ver las partes de una colmena.

Tenemos que partir de varias premisas. La primera de ellas es que realmente la colmena la forman las abejas y su hábitat, con lo que a lo que nos vamos a referir son “las cajas” en las que las hospedamos. No obstante, para facilitar un poco el tema seguiremos llamándolas colmenas. Por otra parte, a lo largo de la historia ha habido muchos tipos de colmenas, desde las colmenas de barro, corcho, madera ahuecada, paja trenzada,… y cuando posteriormente surgieron las primeras cajas de madera, también se diversificaron en muchos modelos. Os voy a hablar de la Langstroth, que desde mi punto de vista es la más útil, aunque con modificaciones se puede aplicar lo que hablemos a otros modelos.

La colmena Langstroth se basa en dos cajas móviles que se colocan una sobre otra. Cada una de las cajas tiene la misma medida y capacidad para diez cuadros (más tarde veremos lo que son los cuadros). La primera de ellas es la cámara de cría, que se está abajo y tiene la piquera, pequeña abertura por la que acceden las abejas a la colmena. Esta cámara de cría, al menos en apicultura ecológica, suele ser respetada para uso y disfrute de las abejas. En ella depositan los huevos y guardan su despensa de miel y polen. Se suele respetar porque las abejas también se tienen que alimentar y suele ser suficiente para que pasen el invierno, aunque eso es algo que cada apicultor deberá evaluar individualmente. Sobre ella se coloca un alza, la otra caja, del mismo tamaño y con la misma capacidad. Esta alza albergará nuestra cosecha, la miel extra de las abejas. Una de las ventajas de la colmena Langstroth es que se pueden poner tantas alzas como sea necesario, si hay buenas floraciones por la zona, una colmena fuerte, hay quien ha tenido que poner hasta cinco alzas. Lo normal es poner una o dos. También hay medias alzas que albergan cuadros especiales. Probablemente alguno de vosotros se haya preguntado, ¿y cómo adivina la reina que debe poner los huevos en la cámara de cría? Lo normal es que si hay sitio abajo vayan ocupándolo ordenadamente. Pero es inevitable que en ocasiones suba a poner arriba. Para evitarlo se usan rejillas excluidoras, que tienen el tamaño justo para que pueda pasar una abeja pero no una reina ni un zángano.

Teníamos pendientes los cuadros, ¿qué son? Pues son unos marcos de madera a medida de la caja para poder colocarlos dentro. Tienen un alambre que ayuda a sostener la cera, los panales. Tenemos dos opciones, una es comprar cera ya “impresa” con la forma de las celdillas con lo que estamos ahorrando trabajo a las abejas. Otra es poner una pequeña tirita de cera en la parte superior del cuadro para que ellas continúen el trabajo siguiendo el marco. Si simplemente les dejáramos los marcos os aseguro que construirían como les diera la gana, y no habría manera de manejarlas.

La colmena tiene tapa y entretapa. La tapa suele ser de madera recubierta de chapa galvanizada para evitar la lluvia. Hay quien la pinta con cal para quitarles algo de calor, incluso quien las cubre con corcho. Entre el alza o cámara de cría ya la tapa se suele usar una entretapa. Se hace de panel, y tiene en su centro un agujero con un tapón. Se usa para ponerles comederos en invierno, tratamientos y ese tipo de cosas.

La cámara de cría se cierra por su parte inferior con una base. Las hay normales, cerradas de madera, pero actualmente se están poniendo de moda bases especiales con rejilla para el verano y tratamientos como el de la varroa, de silicona,… y dependiendo del modelo, suele tener también una base de madera que facilita el posado de las abejas cuando llegan o cuando van.

Esta es la colmena básica, obviamente hay multitud de accesorios que veremos más adelante cuando salgan a colación sus usos. No he dicho que esta es una colmena de las de tipo vertical, también las hay horizontales pero son más difíciles para su transporte y manejo.

Quizás sea algo tarde pero, que paséis un feliz verano. Un abrazo


5 Comentarios

  1. Comentario chorra: <b"<Acabo de leer todo lo que llevas escrito hasta ahora en tu bitácora y ya estoy impaciente".

  2. Comentario chorra: “Acabo de leer todo lo que llevas escrito hasta ahora en tu bitácora y ya estoy impaciente”.

  3. Memorándum: “Gamusino, debieras añadir un botón de previsualización de los comentarios para tiquismiquis como yo.” :-*

  4. Bastante bueno.

    Una pregunta: ¿en apicultura ecológica se “permite” el uso de doble reina en una misma colmena? Con doble excluidor y doble cámara de cría. Es que de apicultura sé algunas cosillas por mi padre, pero la ecológica no la ha trabajado nunca y no tengo ni idea.

    SALUD

  5. la apicultura ecologica, existe, y nada tiene que ver con el sistema que creo langstroth y otros comerciantes oportunos, sigue el ritmo y la autosuficiencia de la naturaleza,de cuyo exedente el hombre puede beneficiarse.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.