Proyecto: Vivir en el Campo

Un hola y un adiós

| 6 Comentarios

Hola queridos compañeros, visitantes ocasionales y asiduos de Proyecto: Vivir en el Campo. Os escribo tras unos días de auténtico caos familiar, por supuesto desde un punto de vista positivo. Hemos sido padres, el pasado 25 de septiembre nació nuestra pequeña en concordancia con el plenilunio. Fue un parto bonito, en casa y en una piscina, en la intimidad. Nuestra hija es preciosa y está perfectamente.

Pero la vida está llena de curiosas coincidencias. Ayer, una semana después del nacimiento de nuestra hija murió Hugo, nuestro gato, tras doce años y medio a nuestro lado.  Parece como si hubiera estado esperando a ver a la niña para poder descansar. Pidió comida, se echó en el patio, entre sol y sombra y al rato se apagó, silenciosa y pacíficamente.

Esta es la realidad de la vida, mientras escucho llorar a mi hija me viene a la cabeza el recuerdo de nuestro viejo gato. Me hubiera gustado que se conocieran más, que nuestra hija le hubiera acariciado y jugado con él y que como hacía a menudo, nos hubiera esperado dentro de la chimenea por las mañanas para que se la encendiéramos y pudiera tostarse el lomo. Así lo imaginaba en nuestra nueva casa, pero el invierno se le debió antojar demasiado duro para volver a pasarlo una vez más.

Bienvenida mi pequeña, te echaremos mucho de menos Hugo. Un abrazo a todos.


6 Comentarios

  1. Me parece muy tierno que en medio de la vorágine que es la llegada de un niño tengas un ratito para acordarte de Hugo y echarle de menos, como seguramente se merecía. Lo habitual es dejarse arrastrar por el nacimiento y que absolutamente todo lo demás deje de importar.

  2. Reconozco que este post me ha emocionado y recordado a la vez una experiencia bastante parecida a la que habeis vivido.

    Recibid un afectuoso abrazo de vuestro amigo Artesano.

  3. gracias, siempre es un aliciente leerlos, felicidades.

  4. Hola!
    Os he conocido a través de Ecodez y me ha encantado vuestro blog.
    No he podido evitar escribir en esta entrada, dado que me ha emocionado lo que explicas…
    Recuerdo muy bien cómo me pasó algo parecido con mi queridísima perrita Jara…
    La vida es así, pero intenta ver el lado positivo…aunque solo sea por unos días, ha conocido a vuestra hija, seguramente, estuvo esperando a que naciese para irse junto al arcoirís, porque recuerda, que los gatos tienen un sexto sentido 😉
    Saludos, y encantada de conoceros!!!

  5. Saludos

    ENHORABUENA por el nacimiento de vuestra hija, estoy segura de que os colmará de felicidad,

    Yo también pienso que los gatos tienen un sexto sentido, a veces se nos olvida que nuestras mascotas son compañeros y comparten con nosostros parte de la vida, doce años para un gato, no está nada mal. ánimo Gamusino

    Besitos para tus dos niñas

  6. grande =)

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.