Proyecto: Vivir en el Campo

Regalo kéfir de leche

| 1.187 Comentarios

Para quienes no lo conozcáis, el kéfir es un derivado lácteo que se produce por la fermentación de la leche gracias al también llamado kéfir, una especie de hongo con aspecto de coliflor. Hace unos meses nos regaló un trozo un buen amigo y ha crecido desmesuradamente. Cuando más grande es, más rápido produce la transformación así que ahora somos capaces de abastecer prácticamente al barrio.

Hay varios tipos de kéfir, además del de leche está el de agua y el de te. Personalmente no los he probado.  El de leche tiene un sabor parecido al yogur, creo que algo más ácido aunque depende de en qué punto de la fermentación lo saques. Su funcionamiento es muy sencillo, simplemente se sumergen las pequeñas coliflores en un tarro con “x” cantidad de leche y dependiendo del tamaño, la temperatura,… así tardará en producirse la transformación. Se deja a temperatura ambiente con el tarro algo abierto para que expulse los gases de la fermentación. Con un pequeño trozo puede producirse un vaso de kéfir cada día y medio o dos días. He oído que también funciona con la leche de soja aunque personalmente lo hago con leche de vaca.

Sus propiedades son muchas, las más llamativas las digestivas pues ayuda a hacer la digestión, en el estreñimiento, a regenerar la flora… incluso se habla de que la pueden tomar los intolerantes a la leche (ojo, lo digo de oídas). Se puede endulzar, yo a veces le echo canela, aunque con posterioridad una vez hecho.

A lo que iba, si alguno queréis un poco no tenéis más que comentar este post y dejar una dirección e-mail para que nos pongamos en contacto. Yo los deshidrataré y os los mandaré secos en un sobre para que los volváis a meter en leche. Un abrazo


1.187 Comentarios