Proyecto: Vivir en el Campo

Consultorio I

| 12 Comentarios

Teide en Tenerife

Hola, […] he descubierto tu página mirándo en Libre Albedrío, y me encantó, yo soy de Tenerife y mi familia tiene una casa que está abandonada en el campo, tiene terrenos y demás, pero está todo hecho polvo, así que mi idea es arreglar todo eso para irme a vivir allí, es mi sueño, aunque alguno de mis amigos y familiares me dicen que estoy loco.  Se que no es facil empezar de cero, y me gustaría, que si pudieses, me explicases como son los inicios y que cosas tengo que hacer primero y como hacerlas, ya luego siguiendo tu página he aprendido cosas que hay que hacer después, pero es el comienzo lo que me precupa, sería todo un detalle si me dijeses algo. Si te preguntas porque hago esto, es porque soy antisistema,  estos que ahora somos terroristas por no estar de acuerdo con las mentiras que nos venden diariamente,  yo me quiero ir al campo y vivir de la tierra, cultivar mi comida y salirme todo lo que pueda de este sistema corrupto. Por otro lado me siento agobiado en la cuidad, me estresa la gente y los coches y la contaminación… Bueno, […] me ayudaría mucho que alguien me ayudase, porque en mi entorno soy el ¨loco¨ que quiere irse a vivir al campo,  no les gusta mucho a mi familia y amigos, pero es mi sueño, y sería un honor que tu me guiases un poco sobre los primeros pasos a seguir.  Sin más, un abrazo y es un placer leer tu página y aprender, gracias por compartir lo que sabes con los demás, el Mundo sería un lugar mejor sin duda si hubiese más gente como tú.

Emerus

 

El amigo Emerus, seguidor de Proyecto: Vivir en el Campo, me escribe porque quiere dar el paso y cambiar de vida pero no sabe muy bien cómo empezar. Yo he preferido darle mi respuesta por este medio por si os pudiera ayudar a algún otro loco que ande suelto por la red (espero que no te moleste Emerus).

Como ya os he dicho en otras ocasiones, cada proyecto es un mundo y el modo de encararlo dependerá de lo que te encuentres, tus recursos, tus conocimientos y tus necesidades. Los que me seguís desde hace años ya sabréis que nosotros le hemos dado muchas vueltas a las cosas. Nuestra idea en un principio fue irnos a La Mancha y hacernos un cortijo desde donde empezar de cero con todo, trabajo, vivienda,… Y esta era nuestra idea hasta que concebimos a nuestra pequeña. Esta nueva situación nos hizo volvernos algo más conservadores y decidimos aprovechar un terreno de mi familia en un pueblo cerca de la ciudad pero de sierra. Aunque parezca lo mismo lo no es, nos permitió conservar mi actual trabajo de oficina mientras nos estamos haciendo la casa y vamos dándole forma a nuestro nuevo modo de ganarnos la vida. Nos ha dado cierta estabilidad para poder criar a nuestra hija y no renunciar a nuestro modo de vida. Peeeero… no es lo mismo. Y no lo es porque tenemos jardín y patio pero poco sitio para huerto (lo hemos suplido con uno que nos ha dejado un vecino). Vivimos a las afueras de un pueblo, entre huertos, pero no aislados en el campo. Y para mi gusto estamos demasiado cerca de la ciudad, que tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Te cuento todo esto para que veas las distintas formas de abordar la situación. Así que como verás vivimos en el campo, aunque no tanto como quisiéramos. Estamos haciendo nuestra casa nosotros mismos pero quizás no del modo que nos gustaría. Al ser el último terreno urbano del pueblo y lindando con terrenos rústicos podemos construir… pero ateniéndonos al urbanismo (la orografía del terreno tampoco habría dado para muchas juergas de todos modos). Así que de plantearse construcción con sistemas tradicionales nada de nada.

Pero no me voy más por las ramas. Lo primero que yo haría en tu caso es hacer un recuento de qué tengo, cuáles son mis necesidades, orden de prioridades y modo de conseguirlo.

1. ¿Tengo casa? ¿En qué condiciones?

2. ¿Cuánto terreno tengo? ¿de regadío, secano, bosque? ¿tengo agua?

3. ¿Dispondo de dinero?

4. ¿Cuáles son mis conocimientos del campo, construcción, oficios?

5. ¿Estoy solo o tengo quien ayude?

6. ¿Tengo algún tipo de cargas?

En base a esto ya viene el resto de supuestos. Si tengo casa pero necesita reformas, ¿tengo conocimientos para acometerlas yo mismo? ¿Y tengo el dinero para hacerlas? O quiero ser autosuficiente en mi alimentación pero vivir de mi oficio. ¿Tengo infraestructuras para hacer esto?

Estos son interrogantes que te tienes que hacer tú mismo para poder darle forma a tu proyecto. Y yo no emprendería nada hasta tener todo esto meridianamente claro y por escrito. En mi caso particular me ayuda mucho a tener las cosas claras ponerlas por escrito (si quieres te abro mi blog para que lo compartas con nosotros y te hagamos de abogado del diablo).

Lo que sí te diré es que has dado dos o tres pasos de gigante. Uno es decidir un cambio de vida y comentarlo con la familia (mal trago en la mayoría de casos). Pero es que tener terrenos de la familia con los que poder empezar y encima casa (en las condiciones que esté, da igual) son un avance enorme, te lo digo yo.

Si finalmente das el paso será una aventura emocionante, llena de sacrificios y esfuerzo pero en la que valdrá la pena cada día que pase. Es una gran ilusión ver cómo tu proyecto va tomando forma y cómo uno mismo es capaz de valerse, dejando de lado tanta tontería como se ve hoy día.

Un abrazo muy fuerte, mucha suerte y muchas gracias por tus elogios. A veces con estas cosas me pregunto si nos imagináis viviendo perdidos en las Alpujarras como Chris Stewart, o en una finca en sudáfrica como hizo Seymour. Nuestro proyecto es algo mucho más accesible a nuestras posibilidades y creo que a las de cualquiera de vosotros. Quizás os podríais sentir defraudados cuando nos viérais pues nuestro único anhelo ha sido vivir lo más apegados posible a la naturaleza, en una zona rural, cerca de la sierra y buscando poder vivir de lo que hagamos con nuestras propias manos… en ello estamos.

 

PD- Sois muchos los que me escribís con consultas y creo que lo ideal es que pudieran, como en este caso, ser resueltas de un modo abierto para que ayuden al máximo posible de gente. Algunas son muy personales y quizás no se presten a ello pero otras muchas sí, así que si tenéis algún tipo de reparo con que os responda a través del blog, por favor, especificádmelo para evitar esas situaciones.


12 Comentarios

  1. Es sugerente esta iniciativa, G.
    No hay más que contar lo que uno hace o lo que le ha pasado.
    Solo una nota. Un paso ya importante sería buscar una casa para alquilar por meses o años (ya sé que no es fácil (a partir del momento en que uno comienza en esto nada es fácil) y empezar a bregarse con el nuevo entorno y una futurible forma de vida antes de embarcarse en mayores empresas. No te compromete más que a disfrutar del lugar en que quieres estar. No hay porqué tomar decisiones dramáticas o, a decir de los demás, locas e irresponsables, que nos decepcionen a las primeras de cambio.
    Otra cosa es encontrar algo barato, una habitación, la ayuda familiar y de amistades, que permitan -como digo- parar mucho tiempo allí. Otra cosa es el dinero -como comentas-. G, y el trabajo, y la familia, y las pequeñas miserias diarias que ni siquiera se llegan a imaginar. Te puede hacer sentir como un extranjero en tu propia región, pero tendrás amigos…
    …y empezar a proyectar cosas pequeñas, sin grandes ambiciones y disfrutar desde ya de lo que estás haciendo.
    No hay que idealizar esta forma de vida. Es muy duro. Le puede pasar la soledad a uno por encima o la incomprensión e indiferencia de los vecinos… Pueden pasar unos cuantos años antes de empezar a ver los matices más diáfanos y limpios del plan.
    Dicen que eres de un lugar cuando dejas de escribir sobre él. No cambio “esto” por nada. Aún escribo. Salud.

  2. Ya hace tres años desde que yo hice el cambio en mi vida. A día de hoy, el resultado dista mucho de ser como el planteamiento inicial:
    No puedo cultivar toda mi comida, tengo que “trabajar” en distintas cosas para subsistir, no vivo aislado del pueblo ni he conseguido desprenderme totalmente del yugo que supone (al menos para mí) el sistema impuesto.
    Lo que si he conseguido es vivir lejos de la ciudad y del bullicio (a 60 km, en plena montaña); estar más cerca que nunca de la naturaleza; tener una pequeña huerta donde cultivar muchas cosas; aprender y hacer con las manos casi de todo; necesitar muy poco dinero al mes; relacionarme mas con las personas de mi alrededor, ayudándonos y haciendo cosas los unos por los otros; vivir tranquilo y sin tanta “tontería”; tener tiempo.

    Pero también he tenido y tengo problemas: ser “el forastero”, notando a veces que es como ser ciudadano de 2ª; la soledad; la necesidad de desplazarme para muchas cosas.
    En mi caso partí de cero, sin cargas y sin ventajas. En apenas seis meses de planteármelo, encontré un pueblo, alquilé una casa y me fuí. Y por ahora, quiero seguir aquí. Como se suele decir, dios aprieta, pero no ahoga.

  3. Hola,esto va dedicado al hombre que quiere ecuchar consejos ,ideas, para cuando desida irse a vivir al campo,Yo le digo que es bueno escuchar ,leer e informarce,para tomar una desicion de esta magnitud,pero eso no te va a dar un resultado muy bueno que digamos,lo importante de todo esto es experimentar uno mismo ,in situ,ya que cada uno tiene distintas ideas,pensamiento,y filosofia de este estado o deseo que uno tiene.Te pueden dar miles de ideas y consejos y esto es bueno,pero de nada te serviran si no vives el momento,y posiblemente,sientas de otra manera lo que es estar viviendo en el campo,te lo digo por experiencia,muchos olvidan el momento,o la mente no retiene la informacion de los padecimientos de los primeros momentos de estar en contacto con la naturaleza,o lo minimizan,y solo se acuerdan de los buenos momento que viven actualmente en el campo,por que realmente es tan agradable, que estos pensamientos tan lindos desplazan a los malos momentos y es asi.cuando me decidi ir a vivir al campo y me hice mi propia casa,hasta llegue en un momento de sentir cierto arrepentimiento,ya que que todo ,en un principio es muy dificil,pero si uno es fuerte e inteligente ,como para pensar yreplantearse el problema,zas,otra vez sale el sol y todo se soluciona,y el tiempo,luego se encarga de enseñarte todo,y le vas buscando la vuelta a todo y todo se soluciona,asi que te digo ,que si ya estas decidido,adelante y no le aflojes,a tu meta,aparte ya tenes casi todo ,faltan vos y tus ganas ya que veo que tienes el terreno y tu casa,.Un consejo ,yo me hice la casa con el sistema steel frame,que es muy facil y economico,me ayude con un programa de google ,que se llama skecht up,y se descarga muy facilmente de google y es gratis y con el diseñas tu casa de campo,asi que manos a la obra y adelante nuevamente y no tengas miedo ,cualquier duda que tengas ,ya sabes,mandame un correo y te sigo explicando.Suerte y Adios…Hector

  4. Emerus, invitame a vivir contigo

  5. Gracias a todos de verdad!, liado con el tema del papeleo estoy, ya luego ( si algún día termina), empezaré con las reformas de la casa y la huerta, poco a poco iré mudandome allí. Suena facil, pues no lo es, acojonado estoy, sinceramente, pero es mi sueño, y los sueños están para cumplirlos, sino para que vivir…JAJAJA!. Repito gracias a todos y sobre todo a Gamusino por contestarme, y NO, no me molesta que publiques mi correro, es más, me ha gustado mucho. UN SALUDO, UN PLACER!

  6. Hola Gamusino, soy Loli de Huesca..hace algunos dias ya te comentaba lo que me gustaría volver a tener kéfir en casa, ya hace años lo consumiamos sobre todo mi hijo y yo, lo mezclabamos con fruta sobre todo era como más nos gustaba..y me encantaría volver a disfrutar de él…muchas veces lo he pensado pero no sabía a quien pedirselo y ahora que tú me ofreces la oportunidad no dudo en ponerme en tú lista de espera para cuando puedas repartir. Ya me dirás cunato son los gastos de envio, pues no me parece justo que además tu corras con ellos. Un fuerte abrazo.

  7. Hola, Tengo un proyecto que no puedo hacer sola. Seria para poder compartir con algunas personas que dispusieran de unos ingresos minimos y algo (poco) dinero ahorrado. Es un proyecto que podria aglutinar varios (Agricultura, avicultura, centro para talleres y terapias, elaboracion de jabones y otros productos ecologicos, plantas aromaticas y medicinales. He encontrado el lugar, pero no la gente. La gente con la que he hablado solo piensa en estar cerca de una gran ciudad, y espera a acabar con todos sus recursos (paro, ahorritos o indemnizaciones), para luego buscar quien les proporcione comida y estancia. Si a alguien le parece que puede ser una idea, se puede poner en contacto conmigo y hablamos.

  8. ME GUSTARÍA ESTAR EN CONTACTO CON GENTE QUE QUIERA CAMBIAR Y VIVIR EN EL CAMPO… MI SITUACIÓN ES MÁS LIMITADA EN EL ASPECTO DE TENER UNA HIJA PEQUEÑA Y ESTAR SOLA.. PERO NO PIERDO LA ESPERANZA, INCLUSO DE REALIZAR ALGÚN EMPRENDIMIENTO…
    AMELIA… SI PUEDO ESTAR EN CONTACTO CON VOS.. ME ENCANTARÁ

  9. Sigo por aqui y no pienso irme nunca…. Me anoto para el kéfir… decime por favor Emerus, cómo debo hacer.. y por supuesto cuánto cuesta … mil gracias por permitirme compartir con vos y todos los demás…

  10. Hola les escribo desde la Ciudad de México, es la hora de mi comida pero como no salgo de la oficina y como poco porque no hay dinero jajajaj, pues me pongo a ver internet encontré su sitio es formidable me encantó y me gustaría mucho poder acceder a su información y su círculo de amigos Gracias Mil

  11. esta bueno el proyecto lo mas importante es querer hacerlo yo me crie en el campo y esta muy bueno

  12. >>>La vida de pueblo

    No somos pocos los que en estos tiempos tan convulsos, con tantísimas injusticias rodeándonos y corroborando día tras día la decadencia de nuestra sociedad, nos hemos planteado alejarnos de toda esta podredumbre antinatural e interesada.
    Bien, yo no puedo decidir volver al campo, pues por suerte o desgracia, nunca me he marchado grandes temporadas, y cuando lo he hecho, a sido a sabiendas de donde estaba mi lugar, mi tierra.
    La vida de pueblo, no dista mucho de la vida de ciudad si no va acompañada de un cambio de ideales o aspiraciones. Solo si nos alejamos del consumismo podremos ser felices en un pueblo.

    >>>>¿Que te da el pueblo y no la ciudad?
    Lo mas importante para mi entender en la vida en un pueblo no es otra cosa que la soberanía alimenticia.
    Hoy en día, en un pueblo, no se pasa hambre. Normalmente cualquier habitante posee en propiedad o en arrendamiento ‘bancales’ de regadío, así como ‘corrales’ donde criar desde cerdos, cabras, ovejas hasta pollos, gallinas, conejos, etc.
    Ni que decir tiene, que ni los tomates del huerto ni los pollos del corral nos los van a suministrar en tarrinas de supermercado. Hemos de tener claro que tendremos que aprender a cultivarlos, criarlos, y lo mas triste y engorroso para la mayoría, el sacrificio de los animales. Nunca nos faltará un maestro pera ello en las cercanías, pero hemos de ser capaces de aprender y entender que vivir en el campo supone, ademas de grandes satisfacciones, grandes retos.

    >>>>>¿Como vivir, consumiendo los recursos mínimos? Permacultura.
    ‘Vivir en el campo supone aceptar sus reglas, y vivir en armonía acorde con ellas’
    Si hemos decidido vivir en un pueblo, hemos de tener claro, que una de sus reglas siempre a sido el vivir cotidianamente bajo unos niveles de ahorro de recursos máximo, bajo la consciencia de que el suelo que pisamos no nos pertenece solo a nosotros, sino también a nuestros hijos y nietos.
    Esto implica muchas cosas, entre ellas el reciclaje de todo lo que se pueda volver a utilizar, desde bolsas, tarros de vidrio, botellas,… todo puede ser útil y mucho mas si vivimos en el campo.
    Preferenciar el consumo de productos locales así como los menos contaminantes o/y dañinos para el entorno.
    Ahorro de agua. El agua desde siempre ha sido un capital irrenunciable en un pueblo. El bien mas preciado, fuente de vida y prosperidad. Por ello este bien desde tiempos inmemoriales a gozado de un respeto que ha de perdurar. Así, tanto en regadío como en su uso doméstico hemos de tener un uso racional del mismo.
    La energía, el gran reto asequible. La energía mas limpia y mas barata no es otra que la que no se consume. De modo, que hemos de valorarla y minimizar su uso. Tanto la arquitectura bioclimática como las fuentes renovables, nos han de aportar otra gran victoria: la soberanía energética.

    >>>>La cultura de pueblo.
    Quizás lo que mas llame la atención de los profanos, de los que viven en sus cubículos urbanitas, es la cultura de pueblo.
    Y ¿que es la cultura de pueblo? Pues no es otra cosa que el entender que no hacen falta grandes fortunas dinerarias, caros aparatos obsolescentes, seguir las premisas de la moda y otras reglas consumistas preestablecidas para vivir en armonía, humildad y en contacto con nuestros semejantes.
    La cultura de pueblo nos dice que nos hace falta tanto para ser feliz.

    >>>>Alejándonos de la utopía.
    Se podría seguir escribiendo lineas y mas lineas evocando las virtudes de la vida de pueblo y todas ellas serían ciertas, pero aun y así, hemos de ser conscientes de lo que somos, de donde estamos y de las necesidades reales que tenemos.
    En realidad no es muy diferente vivir en la ciudad que en un pueblo si nuestro cerebro sigue programado bajo la cultura cunsumista.
    El dinero, si o si, algo irrenunciable e insustituible.
    Por mucho que nos pese, sigue siendo y será `por mucho tiempo algo que hemos de conseguir pues sin él, muchas de nuestras necesidades no podrán ser cubiertas;
    Hemos de cotizar, todos queremos hospitales, carreteras, escuelas.
    Hay bienes y servicios que no vamos a poder costear mediante otros métodos.
    Existen costumbres o necesidades consumistas a las que no estamos dispuestos a renunciar (Internet, teléfono, coche, etc).
    Así pues, no nos queda otra opción que el pluriempleo. Trabajar en nuestra casa ademas de otro trabajo remunerado.
    Si bien, para los mas aventurados, existe otra opción y es el auto empleo, que en zonas rurales puede ser una opción muy interesante siempre que se tenga en cuenta que la meta rara vez consistirá en la riqueza sino en la subsistencia.

    Ya está bien por hoy de tantas letras…

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.