Proyecto: Vivir en el Campo

¿Cómo acudir a la llamada de auxilio?

| 6 Comentarios

Desesperado

El otro día me escribió Ana, una amiga malagueña pidiendo auxilio. Su situación como la de tantos otros hoy día es desesperada, dice que ha vivido siempre para los demás y que hoy día se encuentra sola, sin trabajo y sin saber qué hacer, con ganas de irse al campo pero sin saber cómo ni con qué… ¿qué le digo yo a esta mujer?

Una de cada cuatro personas en condiciones de trabajar en este país no tiene trabajo. En Granada prácticamente una de cada tres. De estas personas algunas están interesadas en la vida de campo, rural, y muchas se dirigen a mi pidiendo consejo, para ver si las puedo ayudar y orientar. Me halaga y me entristece a partes iguales. Me siento impotente porque lo único que les puedo decir es lo que os digo a todos, consejos generales cuando soy consciente de que lo que buscan al escribirme es que les de un teléfono o un correo electrónico, un pueblo o algún tipo de contacto al que puedan agarrarse. Y, ¿qué puedo hacer yo?

No conozco más proyectos de repoblación y ese tipo de cosas que los que pueda buscar cualquiera en el Google. No se de una especie de paraíso idílico donde los ruralitos de a pie como nosotros podamos vivir felices y en armonía, sin que nos molesten con corbatas y discotecas. Ojalá.

Estoy muy contento con nuestra vida, aunque como todo, y ya lo sabéis, tenemos nuestras pegas y nos gustaría avanzar, y mejorar. Supongo que yo soy ese contacto del que os hablaba al que se aferran los que me escriben pidiendo ayuda, SOCORRO, literalmente.

No os estoy regañando, no estoy ni mucho menos enfadado con quienes me escriben, estoy apenado, impotente por no poder ayudarles de otro modo, darles una solución real. También es cierto que si la tuviera ya la hubiera puesto en práctica en nuestra propia vida.

A veces me quedo absorto y le doy vueltas a la cabeza. En mi mundo de fantasía, yo tendría unas fantásticas ideas que podríamos poner en práctica entre todos, montaríamos una cooperativa en la que podrían entrar todos estos pobres ruralitos desesperados y deseosos de cambiar de vida, defraudados con la vida que papá capitalismo les vendió. Pero de repente me espabilo y la realidad es que aún no se me ha ocurrido esta fantástica idea y sigo sin saber cómo ayudaros más allá de aconsejaros que recorráis pueblos y habléis con la gente en los bares y en los mercadillos, os ofrezcáis y… qué se yo.

A todos les pregunto, ¿qué habilidades tienes? ¿qué puedes ofrecer? Sácale partido. Hay  gente en zonas rurales más rejuvenecidas que están moviendo mucho el trueque y es una forma de salir adelante.

En fin, lamento profundamente no poder ayudaros más, creedme si os digo que me está costando ver lo que escribo por los ojos llorosos de rabia e impotencia. Me pongo en vuestro lugar porque se lo que es sentirse perdido y en esa situación una rendija de luz bajo una puerta lo es todo, es un lugar al que dirigirse. ¿Os podré dar aunque sea eso en el futuro? Yo seguiré pensando, os lo prometo. Si mientras a alguien le llega esa idea, por favor, que la comparta con todos nosotros.

Un abrazo muy fuerte para todos, amigos míos.


6 Comentarios

  1. Hola,

    Existe un proyecto muy chulo, promovido por un grupo de gente en Facebook, de repoblación de pueblos abandonados. A lo mejor a estas personas desesperadas juntarse con otras personas que sientan igual les ayudará a encaminarse y salir del hoyo.
    La página de Facebook: https://www.facebook.com/Repobladores

    Sólo deciros que mucho ánimo, y que no penséis en lo que perdéis sino en lo que podéis conseguir.
    Un fuerte abrazo.

  2. Hola, estuve leyendo esta publicación sobre las personas que buscan ayuda y me he sentido identificado porque en su momento he pasado por esta situación. Coincido con usted que el motivo por el cual estamos en la situación que estamos es por el capitalismo. Ahora bien, en mi caso he puesto en práctica una estrategia, y es la siguiente: aprender las estrategias del capitalismo. Para ello estuve leyendo los libros de Robert Kiyosaki y he puesto en práctica sus consejos. Luego de diez años de penurias, las estrategias de Robert Kiyosaki fueron las que me sacaron finalmente del pozo en donde estaba metido. Con esto no quiero decir que hay que transformase en capitalista pero al menos debemos defendernos de algunos aspectos del capitalismo como son la inflación y la depreciación de la moneda que es equivalente. Por ello les invito a que lean “El cuadrante de flujo de dinero” este libro les sacará en poco tiempo de los agobios financiero que es en definitiva lo que nos provoca el famosos stress y no como muchos piensan: la vida en la cuidad.
    Les aporto no solo una idea o un pequeño rayo de luz sino que “el secreto” para una vida mejor.

  3. Vaya post ! Casi me desmonta..por experiencia casi directa….pero vamos a destripar algo más ¿de acuerdo?. Lo qye dice Gustavo=mu bien. Lo que dice Ana..también muy bien…habrá que seguirles la pista aunque entres en la “blog/web”..y te parezca la leche.
    En cuanto a este post. Creo tener la respuesta adormecida..y lo más curioso; es posible, pero entre tod@s.
    Un abrazo de tu amigo Artesano..que te pide desde aquí; que no te preocupes, todo sale adelante:…. si quieres

  4. Hola….
    Me llamo Chus y tengo una pequeña granja en Lugo, tengo 30 hect. y 25 vacas para mi sola y la verdad es que necesito URGENTEMENTE ayuda….si alguien está interesad@ en ser mi soci@ puede ponerse en contacto conmigo en chussoutosil@hotmail.com no haria falta poner dinero solo trabajo e ilusión .
    Un saludo!!

  5. Hola a tod@s!
    Ahi va mi granito de arena:
    S me ocurre que una buena opción sería acudir a una ecoaldea. Tienen su proceso de selección y aceptación pero por probar… Otra sería que si alguien tubiese una finca lo suficientemente grande diese la opción de montar una alli, o incluso se se podria alquilar una finca entre un grupo de familias e intentarlo…
    nota: Bien por Chus!

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.