Proyecto: Vivir en el Campo

La garrapata común y la garrapata parda del perro

| 0 Comentarios

Garrapata común hinchada de sangre.

Garrapata común hinchada de sangre.

Hoy le hemos encontrado una garrapata al perro y rebuscando mi mujer ha descubierto que era una garrapata común. Os cuento un poco de las garrapatas. Las hembras son de unos 4 mm de longitud, mientras que los machos son algo más pequeños. Esto es, siempre y cuando haga algo de tiempo que han comido porque cuando están succionando su piel parda puede llegar a estirar una barbaridad.

Son algo exigentes con el ambiente en el que viven, debe haber vegetación y humedad por lo que no pueden vivir en el ambiente más seco de una vivienda. Se encaraman en las puntas de los tallos o en las hojas a esperar a que pase un animal al que engancharse. No suele mostrar preferencia por unos animales u otros, pueden ser mamíferos, a ves o incluso reptiles, siempre que tengan cierto tamaño. Recorre su huésped, se agarra fuertemente en un lugar con piel fina y entonces inserta sus piezas bucales que son dentadas y alargadas formando un canal chupador. El animal no notará nada hasta pasado un rato que sentirá escozor en la zona.

Puede permanecer enganchada 5 ó 6 días, tras los que se descuelga y busca un refugio donde digerir su alimento. A lo largo de su vida las garrapatas no necesitan más que tres huéspedes.

En el caso de las garrapatas pardas del perro, al ser originarias de África toleran bien los ambientes secos de los interiores de las casas, pudiendo incluso poner sus huevos en lugares altos de las habitaciones como cuadros o muebles.

A la hora de quitar una garrapata hay que procurar que salga entera. Si damos un tirón fuerte le puede quedar parte de la cabeza en el interior del animal y causar una infección. Lo ideal es usar productos específicos que venden para ello. También se puede untar la garrapata con aceite y dejarla un rato hasta que saca la cabeza y la puedes quitar.

En el caso de la garrapata parda hay que limpiar también la zona de los animales, ya que pueden haber puesto huevos en sus colchonetas o los lugares donde duermen.

Fuente: Guía de los animales parásitos de nuestras casas.

Un abrazo.


 


Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.