Proyecto: Vivir en el Campo

La paciencia en nuestro proyecto

| 0 Comentarios

La paciencia en nuestro proyecto

Ya lo decía el dicho, la paciencia es la madre de la ciencia, y es que tiene mucha razón. Cuando decidimos emprender un proyecto de cambio de vida es más que probable que se trate de un proyecto de años. Las cosas no se hacen en dos días y menos organizar una vida a nuestro gusto. Con el paso del tiempo hay momentos en que flaqueamos, nos venimos abajo, nos desesperamos y nos gustaría obtener ¡ya! los resultados que buscamos. Es entonces cuando hay que echar mano de la paciencia en nuestro proyecto.

Se por experiencia lo frustrante que puede ser ver pasar el tiempo y seguir esperando resultados. Bien es cierto que todo depende de cómo planteémos nuestro proyecto vital, a la hora de hacerlo deberemos ser conscientes de los plazos reales a los que nos enfrentamos. En la mayoría de los casos se tratará de años hasta que todo esté funcionando como queremos y entonces seguro que nos vendrán momentos de bajón.

Os digo paciencia, porque si hemos planificado bien tarde o temprano lograremos nuestro objetivo. Pero tampoco deberemos ser cenutrios, si por h o por b nuestro plan fracasa, la situación ha cambiado desde que planificamos o no lo hicimos bien, hay que reponerse y tomar otro camino. Quizás no es lo que queríamos en primera opción pero lo mismo nos satisface incluso más.

Cuando uno planifica su camino, como ya os he dicho en varias ocasiones, hay que sopesar posibilidades y no dejar nuestro proyecto cerrado de modo que no tengamos por donde salir si la primera opción nos sale rana. Lo mejor es tener nuestro pequeño abanico de opciones que podamos ir probando para ver qué va mejor, no se si sabéis a qué me refiero. Esto también forma parte de nuestro proyecto, tener previstos los inconvenientes.

En cualquier caso, si queréis un consejo para momentos de desesperación, lo mejor es repasar entonces bien nuestro plan, comprobar si lo estamos llevando a cabo correctamente, comprobar los resultados hasta el momento y si todo está correcto tener paciencia porque más pronto que tarde habremos cambiado de vida. ¿Que no todo va como pensábamos? Es el momento de plantearse rectificaciones. Nunca es tarde, con ilusión, planificación, realismo y paciencia, lograremos nuestros objetivos.

Un abrazo.

——————————————————————————————————

Quizás te interese Guía para salir de la ciudad ahora:

Lulu:  Papel / Formato digital

Amazon: Formato digital

——————————————————————————————————


Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.