Proyecto: Vivir en el Campo

Elaboración de cerveza artesana

| 0 Comentarios

IMG_20160424_115736

Últimamente todo el mundo está loco con la cerveza artesana, han surgido cantidad de pequeñas fábricas por todas partes, festivales y mucha gente hace. Por lo visto va siguiendo la tradición más nórdica (también norteamericana) de hacer cada cual su cerveza.

A mí me encanta la cerveza, solemos juntarnos mi cuñado y yo, compramos cervezas más especiales y vamos organizando nuestras catas. No es que tengamos un paladar muy especial, pero las disfrutamos un montón. En Proveedores por ejemplo, podéis ver cervezas artesanales por vuestra zona.

El caso es que nos animamos, compramos cuatro apechusques y nos metimos en faena. Os voy a resumir un poco el proceso pero al final os incluiré archivos con recetas y tal que están mucho mejor explicadas.

Necesitamos una serie de utensilios para elaborar cerveza. Algunos son fundamentales, otros más prescindibles:

  1. Balanza: con la de cocina vale
  2. Jarra graduada: una de cocina
  3. Termómetro 100º: esto es más necesario
  4. Densímetro: para la primera vez prescindible, nosotros la hicimos sin densímetro
  5. Probeta: es para el densímetro
  6. Macerador: vale una olla grande o así
  7. Olla: imprescindible, mejor de acero pero la nuestra es de hierro
  8. Quemador: imprescindible, vale un paellero por ejemplo
  9. 10 m cobre: nosotros nos apañamos con un barreño grande
  10. Fermentador: más imprescindible, pero valen poco, unos 12 euros
  11. Chapador: si compras botellas con tapón de rosca no es necesario pero tampoco vale mucho
  12. Chapas
  13. Botellas: nosotros fuimos guardando las que nos bebíamos
  14. Llenador: vale con una goma para sifonearlo
  15. Escurrebotellas: no viene mal, pero se pueden poner de pie y listos
  16. Escobilla: es más nesesario para lavar las botellas

Lo primero, aparte de limpiar muy bien los utensilios, es poner la malta triturada (cebada sometida a un proceso de malteado) en maceración. Debe estar a una temperatura en torno a los 65º. Con este proceso el cereal va soltando azúcares y ese tipo de cosas.

IMG_20160416_131404

Vertiendo el mosto desde la maceración y lavando la malta.

Después se debe poner a cocer el mosto resultante de la maceración de la malta y de su lavado. Durante la cocción se añadirá el lúpulo que le dará el amargor característico de la cerveza. Tengo que decir que maltas y lúpulos hay miles, sus proporciones y combinaciones definirán nuestra cerveza. En nuestro caso usamos unos muy comunes para curarnos en salud y no hacer cosas raras, pero iremos probando cosas con el tiempo.

Cuando haya terminado de cocer se deberá enfriar rápidamente. La gente que lo tiene bien montado tiene unos serpentines llamados enfriadores que circulan agua fría dentro del olla para que tarde menos. Nosotros metimos la olla en un pedazo de barreño y le fuimos cambiando el agua conforme se calentaba. Tiene que llegar a unos 20-25º.

Una vez a la temperatura idónea hay que fermentarlo. Para ello se traspasa a otro cubo llamado fermentador, donde se le añadirá la levadura. Deberá estar como mínimo una semana fermentando. Entonces se podrá enbotellar y pasada al menos otra semana se podrá probar.

Esto es un resúmen para que os hagáis una idea del proceso pero tiene muchos más detalles. Nosotros hemos hecho el intento con un tutorial que hicieron en la página de la Asociación de cerveceros caseros españoles, os lo adjunto más abajo.

¿El resultado? Nos ha salido una cerveza muy suave pero con buen sabor. Por lo menos a nuestros amigos parece que les ha gustado, o al menos se la han bebido sin quejarse. Seguiremos haciendo intentos.

Os dejo algún material, lo primero el tutorial que seguimos nosotros:
La primera vez. Elaboración de cerveza desde grano reducido

Recetas
American Pale Ale
Bohemian Pilsener

Cerveza de trigo Weissbier
Dry Stout
Dubbel Belga
English Bitter

Otros enlaces de interés
http://www.cervezas.info
http://www.dbirras.com/
http://www.howtobrew.com/


Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.